lunes, 5 de enero de 2015

Simone Weil, "Reflexiones sin orden sobre el amor de Dios" - 3era. entrega.-


Nuestro ser incluso, en cada momento, tiene por naturaleza, por sustancia, el amor que Dios nos tiene. El amor creador de Dios que nos mantiene en la existencia no es solamente superabundancia de generosidad. Es también renuncia, sacrificio. No es solamente la pasión, es la Creación misma la que es renuncia y sacrificio por parte de Dios. La pasión no es la completitud de eso. Ya como Creador Dios se vacía de divinidad. Toma la forma de un esclavo. Se somete a la necesidad. Se rebaja. Su amor mantiene en la existencia, en una existencia libre y autónoma, a seres distintos de él, distintos del bien, seres mediocres. Por amor los abandona a la desgracia y al pecado. Porque si no los abandonara, ellos no serían. Su presencia les quitaría el ser como la flama extingue a la mariposa. 

Weil Simone, Pensées sans ordre concernant l'amour de Dieu, Éditions Gallimard, 2013.

Traducción Carolina Massola

No hay comentarios:

Publicar un comentario